myPNOZ de Pilz: la nueva generación de dispositivos de seguridad totalmente personalizables

myPNOZ de Pilz: la nueva generación de dispositivos de seguridad totalmente personalizables

La Industria 4.0 comprende bastante más que la optimización de procesos existentes. La empresa de automatización Pilz ha implantado para su relé de seguridad modular más reciente, myPNOZ, un enfoque digital completo, desde el pedido hasta la puesta en marcha. Un hito de cara a la digitalización en la industria: con este nuevo producto de nombre myPNOZ, Pilz está en condiciones de ofrecer soluciones seguras, que se fabrican individualmente según los requisitos específicos del cliente en volumen de lote unitario.

El nuevo relé de seguridad ya está disponible en todo el mundo para ofrecer la creación de soluciones que se ajustan a las necesidades únicas de cada instalación y usuario

myPNOZ supone una nueva generación que reúne tres conceptos imprescindibles para la digitalización de la industria: personalización, diseño a medida y facilidad de uso

Pilz tiene una larga tradición en relés de seguridad, ya que la empresa lanzó al mercado en 1987 el primer dispositivo conmutador de seguridad a nivel mundial. El nuevo myPNOZ brinda, a través de diferentes tipos de equipos y módulos, innumerables posibilidades para estructurar y configurar los equipos. Mediante la herramienta online myPNOZ Creator pueden configurarse soluciones de seguridad a medida a partir de un sinfín de posibilidades. El usuario puede conmutar entre una vista de lógica del sistema y una vista de hardware configurado. Dispone además de la posibilidad de validación con simulación y la generación de una extensa documentación.

Ingeniería lógica y segura
Según sus requisitos, el usuario puede vincular las funciones de seguridad, como la parada de emergencia o una puerta protectora, mediante uniones lógicas Y/O. La herramienta online myPNOZ Creator muestra en forma de símbolo los errores lógicos en la secuencia de funciones, y los usuarios pueden añadir aquellas que necesiten y definir detalles como, por ejemplo, un retardo a la conexión o a la desconexión. El usuario también puede verificar con la simulación de la herramienta online si un circuito o diseño de seguridad se ajusta a sus requisitos. De este modo se reducen errores y se agiliza la puesta en marcha.

myPNOZ de Pilz: la nueva generación de dispositivos de seguridad totalmente personalizables
La herramienta online myPNOZ Creator muestra en forma de símbolo los errores lógicos en la secuencia de funciones | Foto: Pilz

Creación de seguridad sencilla, simulación segura y pedido rápido
En myPNOZ Creator puede definirse el número, el tipo y las uniones lógicas de las funciones de seguridad en función de lo que necesita el usuario para su instalación. Con estos datos, el Creator calcula automáticamente qué módulos se necesitan y en qué orden han de conectarse. El orden de conexión es consecuencia de la lógica de vinculación entre las funciones de seguridad. Gracias a esta lógica de combinación interna no se necesitan conocimientos de programación para configurar un sistema funcional.

El producto generado a partir del conjunto de módulos individuales se puede pedir directamente a través de la herramienta online: con un solo clic del ratón, el usuario puede tramitar el pedido de su myPNOZ con la composición recién definida. El dispositivo se suministra premontado y listo para instalar. Cada uno de ellos recibe un Typecode (clave de tipo) unívoco que permite volver a pedir la misma configuración del sistema, si fuese necesario.

Amplia modularidad para más flexibilidad
El dispositivo de seguridad myPNOZ supervisa las funciones de parada de emergencia, puertas protectoras, barreras fotoeléctricas, mandos a dos manos IIIA/C y pulsadores de validación. Está compuesto por un módulo de cabecera y un máximo de ocho módulos de ampliación combinables. En total, myPNOZ modular dispone de hasta 12 módulos de ampliación diferentes: cuatro módulos de salida y cuatro de entrada, así como cuatro módulos mixtos de entrada y salida. Cada módulo de entrada puede supervisar dos funciones de seguridad, contribuyendo así a reducir los costes de hardware y el volumen de cableado.

Además, con el nuevo relé personalizable es posible además crear varias zonas de seguridad que supervisen de manera independiente partes de la instalación que actúan por separado. Esto contribuye a aumentar la disponibilidad de la instalación porque permite desconectar las partes de la máquina por separado. El módulo de cabecera, de 17,5 mm de ancho, ya incluye una función de seguridad principal. Actúa sobre todas las salidas, independientemente de las otras zonas que pueda haber. Los módulos de salida pueden conmutar con retardo o directamente y están disponibles con salidas de relé o por semiconductor. Con myPNOZ pueden establecerse uniones lógicas Y/O de funciones de seguridad para la realización de aplicaciones específicas de los clientes.

Montaje rápido y sencillo
Los módulos se interconectan directamente mediante conectores de BUS. El sistema completo es alimentado a través del módulo de cabecera. De esta manera, solo hay que enchufar a la toma de corriente este módulo, con la reducción de cableado que supone. Además, la puesta en marcha de la instalación se produce en menos tiempo. Por otra parte, ayuda a optimizar los costes de mantenimiento: la sustitución de módulos individuales puede hacerse sin necesidad de desmontar todo el sistema.

El innovador myPNOZ cuenta además con un diagnóstico avanzado mediante pilotos LED para cada módulo y cada entrada de seguridad, cosa que agiliza la localización de fallos y reduce el tiempo improductivo. La diversidad de módulos y su facilidad de manejo simplifican al usuario la tarea de confeccionar la mejor solución para sus necesidades. Garantiza a los usuarios flexibilidad máxima durante el ciclo de vida completo, incluso para posteriores ajustes.

Diversidad de usos
myPNOZ representa una solución eficaz y segura para la fabricación de máquinas e instalaciones. El dispositivo se puede utilizar en muchos sectores. Es ventajoso para usuarios que manejan aplicaciones de seguridad de complejidad baja a moderada, en las que hay que supervisar como máximo de dos a 16 funciones de seguridad, y sin necesidad de utilizar software de ingeniería.

Noticias relacionadas

¡Visite nuestro marketplace! ¡Compre y venda sus productos!

© Diseño web imacreste