monitorización

La monitorización permanente del estado de los equipos evita accidentes y garantiza un rendimiento óptimo

El control de los puntos críticos de los equipos permite analizar la evolución de la corrosión en tiempo real y da información del mantenimiento necesario para alargar su vida útil

Los operadores de plantas industriales y, en particular, aquellos vinculados al sector energético, petroquímico, farmacéutico, alimenticio o metalúrgico, se enfrentan a un importante desafío a la hora de evaluar el estado de cada activo en tiempo real. Especialmente, en activos con altas tasas de degradación o corrosión como los codos de las tuberías, tubos o tanques aislados, depósitos a presión, componentes de fundición y forja o estructuras metálicas y no metálicas, entre otros. Frente a este reto, TÜV SÜD aplica un método de ensayos no destructivos avanzado o monitorización permanente que consiste en la medición continua por ultrasonidos del espesor de los equipos, permitiendo predecir el comportamiento de un determinado componente crítico y reducir los costes de mantenimiento preventivo. Todo ello, contribuye a que las fábricas mantengan sus activos y equipos en funcionamiento con todas las garantías y puedan estimar los años de vida útil.

Así lo presentaron Alejandro Cano, responsable de la Unidad de Negocio de Ensayos No Destructivos de TÜV SÜD España y Andrés Romero, experto en Ensayos No Destructivos de TÜV SÜD España, en el marco de la 104ª Asamblea COASHIQ. Durante esta jornada técnica, que se celebró ayer, los expertos explicaron las claves de este sistema de consultoría avanzada en ensayos no destructivos (NDT por sus siglas en inglés) para evitar paradas no planificadas y pérdidas de rendimiento, así como para minimizar los costes de inspección con medidas de mantenimiento preventivo.

“Para analizar la posibilidad de instalar un equipo de monitorización permanente, en primer lugar, debemos detectar el punto crítico que queremos monitorizar y establecer cuáles son los lugares óptimos para colocar los sensores ultrasonidos. A continuación, colocaremos y calibraremos el equipamiento in situ, tanto los sensores como el equipo de almacenamiento de datos o el sistema de comunicación. Por último, definiremos el modelo de informe y la periodicidad con la que el equipo informará de la evolución de la corrosión o la pérdida de espesor a tiempo real o del mantenimiento necesario para alargar su vida útil”, explicaron los expertos.

Teniendo en cuenta que las inspecciones periódicas no siempre son rápidas y puntuales para detectar un fallo potencial y que, a menudo, los activos se ubican en accesos complicados, “la solución más viable para prolongar la vida de los equipos y optimizar la seguridad de la planta es este sistema de monitorización y adquisición de datos online de forma permanente”. Además, añade, “TÜV SÜD ofrece una ventaja competitiva, ya que aprovecha las oportunidades de la transformación digital para ayudar a reducir las acciones no planificadas, minimizar los costes y asegurar la integridad de los equipos sin causar daños en el material que está inspeccionando”, concluye Cano.

 

Noticias relacionadas:

Publicado el Noticias | Etiquetado , ,
)

Un comentario sobre «La monitorización permanente del estado de los equipos evita accidentes y garantiza un rendimiento óptimo»

¿Podrías darnos tu opinión sobre este producto?