Carlsberg

Carlsberg libera en un 60% la carga de trabajo de los operarios con los robots colaborativos

  • La cervecera danesa reduce a cero los accidentes en su factoría de Fredericia (Dinamarca) gracias a la implementación de dos cobots de Universal Robots en su proceso de embalaje.  

Carlsberg, uno de los principales grupos cerveceros del mundo, ha conseguido liberar la carga de trabajo de sus empleados en hasta un 60% gracias a la implantación, en su factoría de Fredericia (Dinamarca), de dos robots colaborativos, el UR3 y el UR10, de Universal Robots (UR). La incorporación de esta tecnología ha permitido, además, mejorar significativamente la seguridad de los operarios y reducir a cero los accidentes en la planta.

Con una carga útil de 10 kg, la empresa utiliza el potente UR10 para recoger un conjunto de 10 cajas de cartón, unidas por un cable de embalaje. El UR3, muy adaptable a los espacios reducidos, se usa para cortar y desechar el cable, mientras el UR10 coloca las cajas en el almacén. Trabajando conjuntamente, los cobots pueden gestionar hasta 500 cajas por hora, lo que permite a Carlsberg Federicia liberar a sus operarios para centrarse en tareas de alta prioridad, como el control de calidad y el mantenimiento de la línea.

Según Thomas Kern Ruby, Senior Project Manager en Calsberg Fredericia, “anteriormente este proceso suponía el 60% de la carga de trabajo de un empleado. Hoy, esta parte necesita un solo operario para mover el palet cargado y supervisar el proceso. El UR10 y UR3 realizan, literalmente, todo el resto. Esto libera a nuestro equipo y le permite focalizarse en tareas más exigentes mejorando la satisfacción laboral y, lo que es más importante, manteniéndolos seguros. Esto nos ha ayudado a conseguir nuestro objetivo y a lograr una cultura de cero accidentes, una parte clave de nuestro programa de sostenibilidad, Toghether Towards Zero”.

Ruby afirma que antes de instalar los cobots en la fábrica, los incidentes en la planta eran comunes. “Aunque nuestra producción estaba altamente automatizada, todavía se necesitaba un cierto grado de aportación humana. Esto se daba principalmente durante el proceso de empaquetado, donde nuestros empleados transportaban manualmente las cajas. Era una tarea monótona y extenuante, en la que, a menudo, el personal sufría lesiones por culpa de los movimientos repetitivos o cortes graves con los cables de embalaje.

Abriendo el camino de la automatización

Tras el éxito del UR10 y el UR3, la compañía adquirió cuatro cobots adicionales para automatizar aun más su producción, incluyendo la manipulación de los tapones durante el proceso de embotellado. De acuerdo con Ruby, esto ya ha supuesto mejoras sustanciales en la eficiencia de la producción.

Jordi Pelegrí, Director General de Universal Robots en España y Portugal añade: “La productividad es solo un elemento del negocio, garantizar la seguridad y comodidad del personal es igual de importante. Como demuestra la factoría de Carlsberg en Fredericia, nuestros cobots están diseñados para trabajar conjuntamente con las personas, liberándolas de las tareas más sucias, peligrosas y aburridas para reducir los accidentes y lesiones. Desde una perspectiva de negocio, su facilidad de uso garantiza una integración simple a los ciclos de producción existentes, lo que permite conseguir mejoras en poco tiempo”.

 

Noticias relacionadas:

Publicado el Noticias | Etiquetado ,
)

¿Podrías darnos tu opinión sobre este producto?